III edici贸n de las series del Grupo de Innovaci贸n Docente: Sostenibilidad empresa justicia:

 

LLAVES Y CLAVES DE SOSTENIBILIDAD EN LA UNI脫N EUROPEA.聽

Actividad del Grupo de Innovaci贸n Docente DERMERULE para el curso acad茅mico 2023-24. Se inicia el聽 mi茅rcoles 17 de abril de 2024, en el Sal贸n de Grados de la Facultad de Derecho de la Universidad de Le贸n, con este programa:

SESI脫N INICIAL. 17 de abril de 2024. Sal贸n de Grados. Facultad de Derecho.

10:30 Innovaci贸n docente y trasversalidad. Derecho Mercantil y el GID DerMerUle. ELENA F. P脡REZ CARRILLO.

10:45 – PRIMERA LLAVE. Trabajar para la Uni贸n Europea. CARLOS P脡REZ PADILLA. Comisi贸n Europea.

          • Taller: Incorporando lo aprendido.

12:20 – SEGUNDA LLAVE. Marcos institucionales cercanos.

      • Unas palabras desde el Decanato. PROF. DR. SALVADOR TARODO SORIA, Sr. Decano de la Facultad de Derecho.
      • 脕rea de Derecho Mercantil. PROF. DRA. MAR脥A ANGUSTIAS D脥AZ G脫MEZ.
      • Cooperaci贸n internacional. Actividades con el VICERRECTORADO DE RELACIONES INTERNACIONALES.

16:30 – TERCERA LLAVE. 驴Crimen?:Justificaci贸n y sostenibilidad Un enfoque innovador. PROF. LUIS MIGUEL RAMOS MART脥NEZ.

      • Taller: Incorporando lo aprendido.

17:45 – CUARTA LLAVE. Empresa sostenible, enfoques de la UE: Pol铆ticas de sostenibilidad, Pol铆ticas de retribuci贸n e Informes de retribuciones en la gran empresa cotizada. PROF. DRA. MARTA ZABALETA D脥AZ. Universidad de Alcal谩.

    • Taller: Incorporando lo aprendido.

19:45 – CLAVES para completar este Programa y participar en el Premio DerMerUle Sostenibilidad Empresa Justicia de Innovaci贸n Docente 2024. ELENA F. P脡REZ CARRILLO.

 

Para obtener Diploma y optar al PREMIO: debe asistirse al 80% de las actividades y realizar un trabajo en soporte multimedia (1 SESION Y 2 SESI脫N DE PRESENTACI脫N – presencial u online-DE LOS VIDEOS ELABORADOS POR ALUMNOS).聽

 

 

Coordinaci贸n: Elena F. P茅rez Carrillo /// Secretar铆a: Luis Miguel Ramos Mart铆nez

I ENCUENTRO DE ACAD脡MICOS SOBRE LA CIBERSEGURIDAD Y EL DERECHO- LE脫N

A caballo entre el Derecho P煤blico y el Derecho Privado, de la mano del Instituto Nacional de Ciberseguridad, el INCIBE cuyo Director General abre las sesiones,聽 se celebra el I Encuentro de acad茅micos sobre la ciberseguridad y el Derecho.

 

 

Las Jornadas desarrollan un magnifico programa, que se recoge en las im谩genes de esta entrada, y pueden seguirse por YouTube, canal INCIBE. La sesi贸n del jueves 4 aqu铆. La del viernes 5, aqu铆

Durante dos d铆as se abordar谩n temas de actualidad- y de calado- ahondando en el an谩lisis en forma de cuatro coloquios. Cada uno de ellos gira en torno a las correspondientes mesas de juristas expertos en los retos de las tecnolog铆as disruptivas que est谩n marcando nuestro presente y apuntan al futuro; a saber:

PRESENTACI脫N: Dr. F茅lix A Barro, Director General de Incibe. Dra. Adriana Su谩rez Coronas, C谩tedra de Ciberseguridad de Universidad de Le贸n,聽 Dra. Mercedes Fuertes, Catedr谩tica de Derecho Administrativo, Universidad de Le贸n.

I. Derechos y deberes fundamentales para garantizar la ciberseguridad: Dra. Tamara 脕lvarez, Profesora de Derecho Constitucional, Universidad de Le贸n. Dr. Jos茅 Luis Pi帽ar, Catedr谩tico Derecho Administrativo, CEU. Dra. Dolors Canals, Titular Derecho Administrativo Universitat Girona.

II. Normativa europea, las dificultades de armonizaci贸n. Dra. Mercedes Fuertes, Catedr谩tica de Derecho Administrativo Universidad de Le贸n. Dr. Pablo Garc铆a Mex铆a. Letrado de las Cortes Generales. Dra. Eva Men茅ndez, Catedr谩tica Derecho Administrativo Universidad de Oviedo

III, Obligaciones de las empresas, seguridad en las relaciones financieras. Dr. Germ谩n Bercovit, Catedr谩tico Derecho Civil, Universidad de Le贸n. Dra. Elena F P茅rez-Carrillo, Profesora Derecho Mercantil, Universidad de Le贸n, Dr. Alberto Tapia, Catedr谩tico Derecho Mercantil, Universidad Complutense de Madrid

IV. Ciberseguridad en el sector p煤blico. Dra. Isabel Gonz谩lez, Catedr谩tica Derecho Administrativo Universidad de M谩laga. Dr. Jos茅 Manuel Chaves. Magistrado TSJ Asturias. Dr. Antonio Segura Serrano. Catedr谩tico de Derecho Internacional. Universidad de Granada.

Director General Incibe, Dr. F茅lix Barro

Desde la Universidad de Le贸n, la impulsora de este importante encuentro es la Profesora Mercedes Fuertes L贸pez, Catedr谩tica de Derecho Administrativo y reputad铆sima experta, admirada y querida desde el 脕rea de Derecho Mercantil de Le贸n.聽 Confiamos en que 茅ste sea la primera de muchas iniciativas que sirvan para poner en com煤n, por parte de la comunidad jur铆dico cient铆fica de Le贸n, los retos del nuevo entorno digital super-ub铆cuo.

 

Hacia la Directiva de Diligencia Debida de las empresas (Derechos Humanos y Medio Ambiente)

La Directiva de Diligencia Debida (DDD) se presenta como un instrumento transversal de protecci贸n frente a los impactos de las empresas en materia de Derechos Humanos (DH) y en materia de medioambiente (Ma). Introduce una nueva forma de gobernanza para las grandes empresas y聽 para las cadenas de valor que tengan sede en la UE (as铆 como para las que mantengan relaciones comerciales con la UE). Las organizaciones que queden sometidas a esta DDD tendr谩n que cumplir con una serie de obligaciones jur铆dicas vinculantes (y por lo tanto responder谩n en caso de incumplimiento).

Hace apenas algunas semanas, el futuro de esta Directiva pend铆a de un hilo. Fueron las abstenciones de Alemania y de Italia, en una votaci贸n crucial del Consejo (15.03.2024),聽 las que abrieron la puerta a la pr贸xima publicaci贸n de la Directiva. Se espera que el Parlamento Europeo apruebe el texto del borrador definitivo el 24 de abril de 2024, completando as铆 el proceso legislativo formal, que incorpore las reformas pactadas en el Consejo

驴Qu茅 es la diligencia debida en materia de sostenibilidad?

La 芦diligencia debida en materia de sostenibilidad禄, que se menciona en el t铆tulo de la DDD, se refiere a los procesos y actuaciones que deben ponerse en marcha en las empresas para identificar y para gestionar riesgos para los DH y para el Ma, riesgos que derivan de su propia actividad y de la actividad de sus cadenas de valor. Se considera como un elemento crucial de la 芦empresa responsable禄 y as铆 se desprende de diversos marcos internacionales.

Dentro de los marcos que precedieron a la DDD, y que en buena medida sirven de apoyo a sus postulados, destacan los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos (llamados tambi茅n 芦Global Pact禄 (como en su versi贸n de 2011); o las Directrices de la OCDE (especialmente en la edici贸n actualizada en 2023).

MODIFICACIONES A LA PROPUESTA DE DDD INTRODUCIDAS EN EL CONSEJO

Azaleas

La Propuesta DDD ha sido objeto de cr铆ticas por distintos motivos. Por ejemplo, fue acusada de aumentar, sin sentido, la 芦burocracia禄 en la gesti贸n de empresa.

Sin embargo, dadas las expectativas y debates que ha despertado, si esta iniciativa quedase paralizada ahora, la agenda EU de sostenibilidad perder铆a credibilidad. Y, en un a帽o de elecciones al Parlamento Europeo, hubiera tenido consecuencias en el plano de la desafectaci贸n de la opini贸n p煤blica, que a su vez desincentiva la participaci贸n ciudadana en las elecciones.

Posiblemente tales razonamientos subyacen en el acuerdo alcanzado en el seno del聽 Consejo de ministros el 15.03.2024, y que ha implicado modificar algunos aspectos, especialmente espinosos, de la Propuesta de la Comisi贸n:

      1. La implantaci贸n de medidas de diligencia en materia de Ma y DH se retrasa. En algunos casos no ser谩n exigibles hasta pasados 7 a帽os desde la publicaci贸n de la DDD. Adem谩s, se eleva el umbral del volumen de las empresas a las que se aplicar谩. La versi贸n final negociada en el Consejo de Ministros de la UE se aplicar谩 a las empresas que tengan al menos 1.000 empleados. Y cuyo volumen de negocios alcance al menos los 450 millones de euros de volumen de negocios facturados en la UE. 聽Con todo, la DDD desplegar谩 algunos efectos meta europeos pues se aplicar谩 tambi茅n a las empresas no pertenecientes a la UE con un volumen de negocios en la UE de al menos 450 millones de euros. Y su 谩mbito de aplicaci贸n tambi茅n incluye a las empresas que no alcanzan el umbral de volumen de negocios pero que son la sociedad matriz 煤ltima de un grupo.
      2. Otra modificaci贸n significativa que se introdujo en el Consejo consiste en la supresi贸n del enfoque de los sectores de alto riesgo. Significa que la DDD no se centrar谩 espec铆ficamente en las industrias con una mayor probabilidad de impactos ambientales o sociales adversos, frente a lo que hab铆a sido propuesto por la Comisi贸n.
      3. Adem谩s, la definici贸n de la cadena de suministro se ha limitado aplic谩ndose 煤nicamente a los socios comerciales que realicen actividades para la empresa o en su nombre.
      4. Por otro lado el texto acordado tambi茅n introduce un planteamiento por etapas:
            • un periodo de aplicaci贸n de tres a帽os para las empresas con m谩s de 5000 empleados y 1500 millones de euros de volumen de negocios;
            • un periodo de aplicaci贸n de cuatro a帽os para las empresas con m谩s de 3000 empleados y 900 millones de euros de volumen de negocios; y
            • un periodo de aplicaci贸n de cinco a帽os para las empresas con m谩s de 1000 empleados y 450 millones de euros de volumen de negocios.

REPASO A LOS CONTENIDOS DE LA DDD

Rododendro

La DDD ser谩 una disposici贸n armonizadora cuya eficacia depender谩 de la incorporaci贸n del derecho europeo en cada Estado. En efecto, conforme a la Propuesta se exige a los Estados miembros de la UE (art 4) 聽que velen por que las empresas ejerzan la diligencia debida en materia de DH y Ma, mediante el cumplimiento de los requisitos espec铆ficos de los art铆culos 5 a 11 de la Directiva. Los requisitos contemplados en esos art铆culos est谩n muy relacionados con las pol铆ticas empresariales -que ser谩n actualizadas anualmente-. Y con la integraci贸n horizontal de la diligencia mediante la adopci贸n c贸digos de conducta y procedimientos (que deber谩n seguir todos los miembros del personal de cada organizaci贸n o de cada grupo).

DOBLE MATERIALIDAD

La futura Directiva pretende implantar la 鈥渄oble materialidad鈥 es decir, la obligaci贸n de las empresas de averiguar los efectos negativos sobre los DH y sobre el Ma (art 6), de modo que, una vez conocidos, la organizaci贸n aplique esfuerzos para prevenirlos y mitigarlos (art 7) o para eliminarlos cuando no se puedan evitar (art 8).聽 Y, abre la v铆a a las demandas -individuales o colectivas- cuando los efectos negativos sobre la empresa o sobre su cadena de valor afecten y da帽en a terceros. Tambi茅n establece la obligaci贸n de realizar verificaciones peri贸dicas en las empresas.

Cada Estado tendr谩 que legislar en su territorios (art 10), obligando a que se publiquen los resultados conforme a la legislaci贸n de trasparencia (Dir 2013/34/UE) o conforme a la propia Directiva de Diligencia Debida.

CLAUSULAS TIPO Y ORIENTACIONES DE LA COMISI脫N EUROPEA
Torre de San Miguel, Palencia

Para facilitar el cumplimiento, la Comisi贸n publicar谩 clausulas contractuales tipo (no vinculantes, en si mismas). Y podr谩 emitir orientaciones o directrices destinadas a sectores concretos(Art 13). Estas cl谩usulas ser谩n redactadas previa consulta con la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Uni贸n Europea, la Agencia Europea de Medio Ambiente o, con organismos internacionales especializados en materia de diligencia debida.

Por otra parte, los Estados y la propia Comisi贸n tendr谩n que aprobar y poner en marcha 鈥渕edidas de acompa帽amiento鈥 hechas p煤blicas en webs y lugares de f谩cil acceso de modo que sean visibles e identificables. Estas medidas deben aprobarlas las empresas que quedan dentro del 谩mbito de aplicaci贸n de la Directiva pero tambi茅n las organizaciones que formen parte de las cadenas de valor mundiales y que se vean indirectamente afectados por las obligaciones de la Directiva

En t茅rminos espec铆ficos del medio ambiente, el art 15 de la Propuesta de DDD establece que los Estados miembros velar谩n por que determinadas empresas adopten un plan para garantizar que su modelo de negocio y su estrategia sean compatibles con la transici贸n a una econom铆a sostenible y con la limitaci贸n del calentamiento global a 1,5C en consonancia con el Acuerdo de Par铆s.

En la Propuesta de DDD se regula la obligaci贸n de nombrar a un representante en la UE, por parte de las empresas extranjeras que vayan a operar en territorio de la UE (art 16) as铆 como autoridades nacionales de control (art 17 y 18) y la necesidad de establecer canales de denuncia de las empresas ante el estado en relaci贸n con lo mandado en la Directiva

DEBER DE DILIGENCIA DE LOS ADMINISTRADORES SOCIALES

El art 25聽 de la DDD, conforme a la Propuesta, se centra en el deber de diligencia de administradores:

        • Apartado1.Los Estados miembros velar谩n por que, al cumplir su deber de actuar en el mejor inter茅s de la empresa, los administradores de las que est茅n sujetas a la DDD (son aquellas聽 a las que se refiere el art铆culo 2, apartado 1), tengan en cuenta las consecuencias de sus decisiones en materia de sostenibilidad, incluidas, cuando proceda, las consecuencias para los derechos humanos, el cambio clim谩tico y el medio ambiente a corto, medio y largo plazo.
        • Apartado 2.Los Estados miembros se asegurar谩n de que las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas que regulen el incumplimiento de las obligaciones de los administradores se apliquen tambi茅n a lo dispuesto en el presente art铆culo.

El art铆culo 26 establece la obligaci贸n de los administradores de las empresas de la UE de poner en marcha y supervisar la ejecuci贸n de los procesos y de las medidas de diligencia debida de las empresas en materia de sostenibilidad. Y,聽 de adaptar la estrategia de la empresa a la diligencia debida.

 

RELACIONES CON OTROS ACTOS

La DDD no se entiende por s铆 sola. Acompa帽a a la Taxonom铆a verde o ambiental y los European Sustainability Reporting Standards (ESRS). Las tres, desde diferentes 谩ngulos, forman parte de un conjunto de directivas, promovidas por la EFRAG y la Comisi贸n Europea

Azalea rosa

Los European Sustainability Reporting Standards pretenden dar respuesta a las demandas de informaci贸n de la comunidad inversora y otros stakeholders, d谩ndoles acceso a datos fiables y comparables. La denominada 鈥淭axonom铆a verde鈥 europea, est谩, por su parte, enfocada en los impactos ambientales, permitiendo a inversores y empresas diferenciar qu茅 proyectos afectan al clima y al medio ambiente.

M谩s

 

En caso de cancelaci贸n de un vuelo por el transportista a茅reo se considera que el pasajero ha aceptado el reembolso del billete en forma de un bono de viaje cuando, al cumplimentar un formulario en el sitio web del transportista, haya renunciado al reembolso del billete en forma de una suma de dinero

As铆 se ha pronunciado la Sentencia del Tribunal de Justicia de 21 de marzo de 2024 en el asunto C-76/23 | Cobult

La petici贸n de decisi贸n prejudicial, planteada sobre la base del art. 267 TFUE, por el Landgericht Frankfurt am Main (Tribunal Regional de lo Civil y Penal de Fr谩ncfort del Meno, Alemania), tiene por objeto la interpretaci贸n de los art铆culos 7, apartado 3, y 8, apartado 1, letra a), del Reglamento (CE) n.潞 261/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de febrero de 2004, por el que se establecen normas comunes sobre compensaci贸n y asistencia a los pasajeros a茅reos en caso de denegaci贸n de embarque y de cancelaci贸n o gran retraso de los vuelos, y se deroga el Reglamento (CEE) n.潞 295/91.Catedral de Le贸n. Semana Santa. By M.A. D铆az

    • Tal petici贸n fue presentada en el marco de un litigio entre Cobult UG, cesionaria de los derechos de un pasajero, y TAP Air Portugal SA, un transportista a茅reo, en relaci贸n con el reembolso del billete de ese pasajero cuyo vuelo fue cancelado. Para situar la petici贸n, se trataba de que un pasajero reserv贸 con TAP Air Portugal, por 1447,02 euros, un vuelo con conexi贸n directa programado para el 1 de julio de 2020 con salida desde Fortaleza (Brasil) y con destino a Fr谩ncfort del Meno (Alemania) v铆a Lisboa (Portugal), que fue cancelado.
    • Desde el 19 de mayo de 2020, el citado transportista a茅reo puso a disposici贸n de los pasajeros, en la p谩gina de inicio de su sitio web, un procedimiento para presentar las solicitudes de reembolso, particularmente respecto a los vuelos cancelados. Conforme a dicho procedimiento, los pasajeros pueden optar entre un reembolso inmediato en forma de bonos de viaje cumplimentando un formulario en l铆nea y un reembolso en forma distinta, por ejemplo, una suma de dinero, siempre que contacten previamente con su servicio de atenci贸n al cliente, para que este 煤ltimo compruebe los hechos.
    • Las condiciones de reembolso, s贸lo en lengua inglesa, que el pasajero debe aceptar despu茅s de haber facilitado la informaci贸n requerida (n煤mero del billete, apellido, direcci贸n de correo electr贸nico y n煤mero de tel茅fono), advierten que, en caso de optar por el reembolso en forma de un bono de viaje, se excluye el reembolso del billete en dinero.
    • Seg煤n TAP Air Portugal, el pasajero afectado solicit贸, el 4 de junio de 2020, el reembolso mediante un bono de viaje, que recibi贸 por correo electr贸nico por un importe de 1737,52 euros, correspondiente al precio del billete inicial, m谩s un recargo.
    • El 30 de julio de 2020, el pasajero cedi贸 sus derechos frente a TAP Air Portugal a Cobult, que ese mismo d铆a solicit贸 al transportista a茅reo que, en el plazo de catorce d铆as, reembolsara en dinero el precio del vuelo cancelado.
    • Ante la negativa de TAP Air Portugal a dicho reembolso, Cobult present贸 una demanda ante el 贸rgano jurisdiccional de primera instancia competente, que fue desestimada por considerar que los derechos del pasajero cedente se hab铆an extinguido con el reembolso en forma de bono de viaje.
    • Interpuesto recurso de apelaci贸n por聽Cobult contra esa sentencia ante el Landgericht Frankfurt am Main (Tribunal Regional de lo Civil y Penal de Fr谩ncfort del Meno, Alemania), a este 贸rgano jurisdiccional se le suscitan dudas respecto a la interpretaci贸n del art. 7, apartado 3, del Reglamento n.潞 261/2004, en virtud del cual el billete solo puede reembolsarse en forma de un bono de viaje 芦previo acuerdo firmado por el pasajero禄. Particularmente, se pregunta por el alcance del concepto de 芦previo acuerdo firmado por el pasajero禄 (芦mit schriftlichem Einverst盲ndnis禄 en la versi贸n en lengua alemana del Reglamento) para apreciar si las modalidades de reembolso impuestas por TAP Air Portugal en su sitio web se ajustan a dicha norma. Y ello porque, en opini贸n del 贸rgano jurisdiccional, si se plantea de una determinada manera, podr铆a entenderse que la exigencia de un previo acuerdo firmado por el pasajero constituye un requisito de forma adicional dirigido a proteger al pasajero frente a una elecci贸n precipitada e irreflexiva de un bono de viaje; modalidad de reembolso que el legislador de la Uni贸n consider贸 menos favorable para el pasajero. En estas circunstancias, el art. 7, apartado 3, del citado Reglamento se opone, seg煤n el 贸rgano jurisdiccional, a un procedimiento de reembolso del billete en forma de un bono de viaje como el realizado por TAP Air Portugal. En cambio, si se plantea de otra manera, el exigir un previo acuerdo firmado por el pasajero transmitido por correo postal o por v铆a electr贸nica puede alargar los plazos de reembolso con la consiguiente carga derivada de la gesti贸n administrativa de los reembolsos para los transportistas a茅reos. As铆 interpretado, seg煤n el 贸rgano jurisdiccional remitente, puede considerarse que un procedimiento de reembolso en l铆nea, compuesto de varias etapas, como el controvertido en el litigio principal, cumple los requisitos del art. 7, apartado 3, del referido Reglamento.

As铆 las cosas, el Landgericht Frankfurt am Main (Tribunal Regional de lo Civil y Penal de Fr谩ncfort del Meno) decidi贸 suspender el procedimiento y plantear al聽Tribunal de Justicia la siguiente cuesti贸n prejudicial:

芦驴Debe interpretarse el art铆culo 7, apartado 3, del [Reglamento n.潞 261/2004], en el sentido de que existe un previo acuerdo firmado por el pasajero para el reembolso del coste del billete con arreglo al art铆culo 8, apartado 1, letra a), primer guion [de ese Reglamento], en forma de un bono de viaje si el pasajero elige dicho bono, con exclusi贸n del reembolso posterior del coste del billete en dinero, en el sitio web del transportista a茅reo encargado de efectuar el vuelo y lo recibe por correo electr贸nico, mientras que el reembolso del coste del billete en dinero solo es posible previo contacto con el transportista a茅reo encargado de efectuar el vuelo?禄

Le贸n. Semana Santa. By M.A. D铆az

Lo que est谩 preguntando el 贸rgano jurisdiccional, a trav茅s de la cuesti贸n prejudicial, es si el art. 7, apartado 3, en relaci贸n con el art. 8, apartado 1, letra a) del referido Reglamento, debe interpretarse en el sentido de que, en el supuesto de cancelaci贸n de un vuelo por el transportista a茅reo, se considera que existi贸 el 芦previo acuerdo firmado禄 por el pasajero para el reembolso del billete en forma de un bono de viaje cuando este cumpliment贸 un formulario en l铆nea en el sitio web del transportista a茅reo, a trav茅s del cual eligi贸 esta modalidad de reembolso, con exclusi贸n del reembolso en forma de una suma de dinero, mientras que esta 煤ltima modalidad de reembolso quedaba supeditada a un procedimiento que inclu铆a etapas adicionales cuya tramitaci贸n deb铆a realizarse con el servicio de atenci贸n al cliente del transportista a茅reo.

Como recuerda el Tribunal, conforme al art. 8, apartado 1, letra a), del Reglamento n. 261/2004, en relaci贸n con el art. 5, apartado 1, letra a), de ese Reglamento, el pasajero dispone, en caso de cancelaci贸n de un vuelo, de un derecho al reembolso del billete en siete d铆as, seg煤n las modalidades previstas en el art. 7, apartado 3, de dicho Reglamento, por el precio al que se compr贸. Refiri茅ndose a las modalidades de reembolso del billete en caso de cancelaci贸n, esta 煤ltima disposici贸n indica que se abonar谩 en met谩lico, por transferencia bancaria electr贸nica, transferencia bancaria, cheque o, previo acuerdo firmado por el pasajero, bonos de viaje u otros servicios. Y ello teniendo presente que el reembolso del billete se efectuar谩, principalmente, en forma de una suma de dinero, de modo que el reembolso en forma de bonos de viaje constituye una modalidad subsidiaria de reembolso, que est谩 supeditado al requisito de un 芦previo acuerdo firmado por el pasajero禄.

El Reglamento n.潞 261/2004 no define qu茅 debe entenderse por 芦previo acuerdo firmado por el pasajero禄. Aclara el Tribunal, que el concepto de 芦acuerdo禄 en el contexto del art. 7, apartado 3, del Reglamento, requiere el consentimiento libre e informado del pasajero dirigido a obtener el reembolso de su billete en forma de un bono de viaje. Indica tambi茅n, en cuanto a la exigencia del acuerdo 芦firmado禄 del pasajero, que si bien existe divergencia entre las versiones ling眉铆sticas de esta disposici贸n, tal divergencia debe interpretarse en funci贸n de la estructura general y de la finalidad de la normativa de la que forma parte. Y en esta l铆nea, resulta, de los considerandos 1, 2 y 4 del Reglamento que 茅ste tiene por objeto garantizar un elevado nivel de protecci贸n de los pasajeros, protegiendo sus derechos en situaciones varias en que se vean gravemente perturbados. Y precisamente del considerando 20 del citado Reglamento resulta que a los pasajeros cuyo vuelo haya sido cancelado se les debe informar exhaustivamente de sus derechos, en orden a ejercerlos eficazmente.

A este respecto, el Tribunal de Justicia se帽ala que el transportista a茅reo debe proporcionar a los pasajeros la informaci贸n necesaria que les permita elegir debidamente y con conocimiento de causa, 鈥渟in que la posibilidad de disfrutar de ese derecho al reembolso exija del pasajero una contribuci贸n activa鈥. Y, declara el Tribunal que, teniendo presente el objetivo de garantizar un elevado nivel de protecci贸n de los pasajeros a茅reos y del deber de informaci贸n que compete al transportista a茅reo, 鈥減rocede considerar que el concepto de 芦previo acuerdo firmado por el pasajero禄, tal como se establece en el art铆culo 7, apartado 3, de dicho Reglamento, presupone, en primer lugar, que ese pasajero haya podido elegir debidamente y con conocimiento de causa el reembolso de su billete en forma de un bono de viaje en vez de en forma de una suma de dinero y que, por consiguiente, haya podido dar su consentimiento libre e informado鈥. En este sentido, indica el Tribunal que 鈥渋ncumbe a dicho transportista a茅reo aportar, de manera leal, al pasajero cuyo vuelo ha sido cancelado informaci贸n clara y completa sobre las distintas modalidades de reembolso de su billete de las que dispone en virtud del art铆culo 7, apartado 3, del citado Reglamento鈥. En el supuesto de que no proporcionase esa informaci贸n 鈥渘o cabe considerar que el pasajero tenga la posibilidad de elegir debidamente y con conocimiento de causa el reembolso en forma de un bono de viaje y, por consiguiente, de dar su consentimiento libre e informado鈥.

A juicio del Tribunal 鈥渘o puede entenderse que existe el 芦previo acuerdo禄 de un pasajero, en el sentido del art铆culo 7, apartado 3, del Reglamento, cuando el transportista a茅reo encargado de efectuar el vuelo presenta, en particular, en su sitio web, informaci贸n sobre las modalidades de reembolso del billete de modo ambiguo o parcial o en una lengua que no puede esperarse razonablemente que el pasajero domine, o incluso de manera desleal, en especial supeditando el reembolso de dicho billete en forma de una suma de dinero a un procedimiento que incluye etapas adicionales al del reembolso en forma de un bono de viaje鈥. En esta direcci贸n, se帽ala el Tribunal que a帽adir 鈥渆tapas adicionales鈥 puede dificultar el reembolso mediante una suma de dinero e invertir as铆 la relaci贸n entre las dos modalidades de reembolso fijadas por el legislador de la Uni贸n, lo que ir铆a en contra de la finalidad de garantizar un elevado nivel de protecci贸n de los pasajeros a茅reos perseguido por el Reglamento.

En lo que concierne a la forma del acuerdo del pasajero, determina el Tribunal de Justicia que 鈥渟iempre que dicho pasajero haya recibido informaci贸n clara y completa, su 芦previo acuerdo firmado禄, puede cubrir su aceptaci贸n expresa, definitiva y un铆voca del reembolso del billete en forma de un bono de viaje, mediante el env铆o de un formulario cumplimentado por el pasajero en el sitio web del transportista a茅reo encargado de efectuar el vuelo sin que dicho formulario contenga la firma manuscrita o digitalizada del pasajero鈥.

En palabras del Tribunal esta interpretaci贸n 鈥渞espeta el equilibrio entre los intereses de los pasajeros a茅reos y de los transportistas a茅reos encargados de efectuar un vuelo que el legislador de la Uni贸n pretend铆a alcanzar mediante la adopci贸n del Reglamento鈥. Y, continuando con esta argumentaci贸n manifiesta que 鈥渘o solo parece excesivo, sino tambi茅n inapropiado excluir que el 芦previo acuerdo firmado por el pasajero禄 para el reembolso del billete en forma de un bono de viaje pueda adoptar la forma de un formulario que el pasajero deba cumplimentar en el sitio web del transportista a茅reo encargado de efectuar el vuelo, ya que tal exclusi贸n aumentar铆a la carga vinculada a la gesti贸n administrativa de los reembolsos para ese transportista a茅reo y podr铆a retrasar el proceso de reembolso para el pasajero, lo que, en 煤ltima instancia, podr铆a resultar contrario a los intereses de 茅ste鈥.

Semana Santa. By M.A. D铆az

Teniendo en cuenta las consideraciones anteriores, el Tribunal de Justicia declara que el art. 7, apartado 3, del Reglamento (CE) n.潞 261/2004, puesto聽en relaci贸n con el art. 8, apartado 1, letra a), de dicho Reglamento y en conexi贸n con el considerando 20 de 茅ste,聽debe interpretarse en el sentido de que:

芦en caso de cancelaci贸n de un vuelo por el transportista a茅reo encargado de efectuar el vuelo, se considera que existi贸 el 芦previo acuerdo firmado禄 por el pasajero para el reembolso del billete en forma de un bono de viaje cuando este cumpliment贸 un formulario en l铆nea en el sitio de web de dicho transportista a茅reo, mediante el cual eligi贸 esta modalidad de reembolso, con exclusi贸n del reembolso en forma de una suma de dinero, siempre que ese pasajero haya podido elegir debidamente y con conocimiento de causa el reembolso en forma de un bono de viaje en lugar del reembolso en dinero, y que, por consiguiente, haya podido dar su consentimiento libre e informado, lo que implica que dicho transportista a茅reo haya facilitado, de manera leal, a dicho pasajero, informaci贸n clara y completa sobre las distintas modalidades de reembolso que est谩n a su disposici贸n鈥.

La Sentencia completa y, en su caso, el resumen puede verse aqu铆.

Subasta de datos personales con fines publicitarios: El Tribunal de Justicia aclara las normas sobre subasta en l铆nea instant谩nea y automatizada de perfiles de usuarios para la compraventa de espacios publicitarios en Internet conforme al Reglamento (UE) 2016/679

Las cuestiones fundamentales que trata de despejar el Tribunal de Justicia en esta Sentencia son, fundamentalmente, las siguientes:

    • 驴Conforme al Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protecci贸n de las personas f铆sicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulaci贸n de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protecci贸n de datos) (en adelante 芦RGPD禄) constituye un dato personal una cadena de letras y caracteres que capta, de manera estructurada y legible mec谩nicamente, las preferencias de un usuario de Internet relativas al consentimiento de dicho usuario en lo que respecta al tratamiento de sus datos personales? y
    • 驴Qui茅n es 鈥渞esponsable鈥 o 鈥渃orresponsable del tratamiento?

En efecto, a estos extremos se refiere el Tribunal de Justicia en la Sentencia del de 7 de marzo de 2024 en el asunto C-604/22 (IAB Europe), con motivo de una petici贸n de decisi贸n prejudicial planteada conforme al art铆culo 267 TFUE, por el hof van beroep te Brussel (Tribunal de Apelaci贸n de Bruselas, B茅lgica).

Jara en el Bierzo (Le贸n). By M.A. D铆az
Jara en el Bierzo (Le贸n). By M.A. D铆az

Esta petici贸n de decisi贸n prejudicial tiene por objeto la interpretaci贸n de los arts 4, puntos 1 y 7, y 24, apartado 1, del RGPD, y en consonancia con los arts. 7 y 8 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Uni贸n Europea.

Esta petici贸n se present贸 en el contexto de un litigio entre IAB Europe y la Gegevensbeschermingsautoriteit (Autoridad de Protecci贸n de Datos, B茅lgica; en adelante, 芦APD禄) en relaci贸n con una resoluci贸n de la Sala de Controversias de la APD adoptada contra IAB Europe por la presunta infracci贸n de varias disposiciones del RGPD.

IAB Europe es una asociaci贸n sin 谩nimo de lucro, establecida en B茅lgica, que representa a las empresas del sector de la publicidad y del marketing digitales a nivel europeo. Son miembros de IAB Europe tanto empresas pertenecientes al sector publicitario (as铆 editores, empresas de comercio electr贸nico y de marketing e intermediarios) como asociaciones nacionales, entre ellas las IAB (Interactive Advertising Bureau) nacionales, entre cuyos miembros figuran empresas de dicho sector. Y precisamente entre los miembros de IAB Europe se incluyen empresas que generan ingresos importantes mediante la venta de espacios publicitarios en sitios de Internet o en aplicaciones.

IAB Europe ha elaborado el Transparency & Consent Framework (Marco de Transparencia y Consentimiento; en adelante, 芦TCF禄), que es un marco de normas compuesto por directrices, instrucciones, especificaciones t茅cnicas, protocolos y obligaciones contractuales que permiten tanto al proveedor de un sitio de Internet o de una aplicaci贸n como a los intermediarios de datos o incluso a las plataformas publicitarias tratar legalmente los datos personales de un usuario de un sitio de Internet o de una aplicaci贸n.

Idh煤n. 驴Primavera ya? By M.A. D铆az

El TCF pretende fundamentalmente favorecer el cumplimiento del RGPD cuando esos operadores recurren al protocolo Open RTB, uno de los m谩s utilizados para el Real Time Bidding, que es un sistema de subasta en l铆nea instant谩nea y automatizada de perfiles de usuarios para la compraventa de espacios publicitarios en Internet. A la vista de determinadas pr谩cticas realizadas por miembros de IAB Europe en el marco de este sistema de intercambio masivo de datos personales relativos a perfiles de usuarios, IAB Europe present贸 el TCF como una soluci贸n para adaptar el sistema de subastas al RGPD. Y ello teniendo en consideraci贸n que t茅cnicamente cuando un usuario consulta un sitio de Internet o una aplicaci贸n que contiene un espacio publicitario, las empresas de tecnolog铆a publicitaria, y en concreto los intermediarios de datos y las plataformas publicitarias, que representan a miles de anunciantes, pueden pujar en tiempo real, sin ser vistos, por la obtenci贸n de ese espacio publicitario a trav茅s de un sistema de subastas automatizado que utiliza algoritmos, con un objetivo claro: difundir en ese espacio publicidad dirigida adaptada espec铆ficamente al perfil de tal usuario.

Eso s铆, antes de mostrar esa publicidad dirigida, habr谩 de obtenerse el consentimiento del usuario, de forma que cuando 茅ste consulta un sitio de Internet o una aplicaci贸n por primera vez, una plataforma de gesti贸n del consentimiento llamada 芦Consent Management Platform禄 (en adelante, 芦CMP禄) aparece en una ventana emergente en la cual el usuario, puede o bien dar su consentimiento al proveedor del sitio de Internet o de la aplicaci贸n para la recogida y el tratamiento de sus datos personales (localizaci贸n del usuario, edad, historial de b煤squedas y sus compras recientes) con fines previamente definidos -como la comercializaci贸n o publicidad- o para el intercambio de esos datos con determinados proveedores, o bien oponerse a diferentes tipos de tratamiento de datos o al intercambio de dichos datos.

De esta manera, el TCF constituye un marco para un tratamiento de datos personales a gran escala y facilita el registro de las preferencias de los usuarios a trav茅s de la CMP. Posteriormente, estas preferencias se codifican y almacenan en una cadena compuesta por una combinaci贸n de letras y caracteres, designada por IAB Europe con el nombre de Transparency and Consent String(en adelante, 芦TC String禄), que se comparte con intermediarios de datos personales y plataformas publicitarias que participan en el protocolo OpenRTB, para que estos conozcan en qu茅 ha consentido el usuario o a qu茅 se ha opuesto. La CMP coloca tambi茅n una cookie (euconsent-v2) en el dispositivo del usuario. Cuando se combinan, la TC String y la cookie euconsent-v2 pueden vincularse a la direcci贸n IP de ese usuario.

As铆 las cosas, el TCF tiene protagonismo en el funcionamiento del protocolo OpenRTB, pues permite transcribir las preferencias del usuario para su comunicaci贸n a potenciales vendedores y alcanzar diferentes objetivos de tratamiento, particularmente, ofrecer publicidad a medida. El TCF se dirige, principalmente a garantizar a los intermediarios de datos personales y a las plataformas publicitarias el cumplimiento del RGPD a trav茅s de la TC String.

Enumerada las circunstancias que sit煤an estos temas, cabe rese帽ar que las cuestiones prejudiciales a que se debe esta Sentencia del Tribuna de Justicia 聽responden, b谩sicamente, a una serie de hechos que han venido produci茅ndose desde 2019, en relaci贸n con estos temas, que van a describirse a continuaci贸n.

  • La APD ha recibido varias denuncias contra IAB Europe, respecto a la conformidad del TCF con el RGPD, originarias no s贸lo de B茅lgica sino tambi茅n de terceros pa铆ses. Examinadas estas denuncias, la APD, como autoridad de control principal, en el sentido del art. 56, apartado 1, del RGPD, activ贸 el mecanismo de cooperaci贸n y coherencia, derivado de los arts. 60 a 63 de dicho Reglamento, a fin de llegar a una decisi贸n com煤n aprobada conjuntamente por las veintiuna autoridades de control nacionales que participan en este mecanismo. Pues bien, la Sala de Controversias de la APD, por resoluci贸n de 2 de febrero de 2022, declar贸 que IAB Europe actuaba como responsable del tratamiento de los datos personales en relaci贸n con el registro del consentimiento, de las objeciones y de las preferencias de los usuarios individuales a trav茅s de una TC String, la cual, seg煤n la Sala de Controversias de la APD, est谩 asociada a un usuario identificable. Adem谩s, en esa resoluci贸n, la Sala de Controversias de la APD orden贸 a IAB Europe, conforme al art. 100.1, punto 9.潞, de la Ley APD, que adecuara a las disposiciones del RGPD el tratamiento de datos personales efectuado en el marco del TCF y le impuso varias medidas correctoras y una multa administrativa.
  • IAB Europe interpuso recurso contra dicha resoluci贸n ante el hof van beroep te Brussel(Tribunal de Apelaci贸n de Bruselas, B茅lgica). IAB Europe solicita a dicho 贸rgano jurisdiccional que anule la resoluci贸n de 2 de febrero de 2022, oponi茅ndose a que se considere que actu贸 como responsable del tratamiento y, manteniendo adem谩s que, al declarar que la TC String es un dato personal, en el sentido del art铆culo 4.1 del RGPD, dicha resoluci贸n no est谩 suficientemente matizada ni motivada y que es err贸nea. Destaca asimismo IAB Europe que s贸lo los dem谩s participantes en el TCF podr铆an combinar la TC String con una direcci贸n IP para transformarla en un dato personal, que la TC String no es espec铆fica de un usuario y que ella no tiene la posibilidad de acceder a los datos tratados en este contexto por sus miembros. En esta l铆nea de razonamiento argumenta la APD lo siguiente: que las TC Strings constituyen datos personales en la medida en que las CMP pueden vincular las TC Strings a las direcciones IP; que, adem谩s, los participantes en el TCF tambi茅n pueden identificar a los usuarios sobre la base de otros datos; que IAB Europe tiene acceso a la informaci贸n requerida para ello y que esta identificaci贸n del usuario es precisamente la finalidad de la TC String, encaminada a facilitar la venta de la publicidad dirigida. Aparte de esto, la APD manifiesta que el hecho de que IAB Europe deba ser considerada responsable del tratamiento en el sentido del RGPD se desprende de su funci贸n determinante en el tratamiento de las TC Strings. Y junto a ello la APD aduce que esta organizaci贸n determina, respectivamente, los fines y los medios del tratamiento, el modo en que se generan, modifican y leen las TC Strings, de qu茅 forma y d贸nde se almacenan las cookiesnecesarias, qui茅n recibe los datos personales y sobre la base de qu茅 criterios pueden establecerse los plazos de conservaci贸n de las TC String.
  • El 贸rgano jurisdiccional hof van beroep te Brussel (Tribunal de Apelaci贸n de Bruselas) alberga dudas sobre si una TC String, combinada o no con una direcci贸n IP, constituye un dato personal y, de ser as铆, si IAB Europe debe ser calificada de responsable del tratamiento de los datos personales en el marco del TCF, en particular en relaci贸n con el tratamiento de la TC String.Y ello porque entiende dicho 贸rgano jurisdiccional que aunque la resoluci贸n de 2 de febrero de 2022 refleja la posici贸n com煤n adoptada conjuntamente por las diferentes autoridades de control nacionales implicadas en el caso de autos, el Tribunal de Justicia a煤n no ha tenido ocasi贸n de pronunciarse sobre esta nueva tecnolog铆a intrusiva que constituye la TC String.
  • En este contexto, el Tribunal de Apelaci贸n de Bruselas decidi贸 suspender el procedimiento y plantear al Tribunal de Justicia las siguientes cuestiones prejudiciales:

    Primavera ya, Idh煤n. By M.A. D铆az

芦1) a) 驴Debe interpretarse el art铆culo 4, punto 1, del [RGPD], en relaci贸n con los art铆culos 7 y 8 de la [Carta], en el sentido de que una cadena de caracteres que recoge las preferencias de un usuario de Internet en relaci贸n con el tratamiento de sus datos personales de forma estructurada y legible mec谩nicamente constituye un dato personal en el sentido de la citada disposici贸n en relaci贸n con (1) una organizaci贸n sectorial que pone a disposici贸n de sus miembros un est谩ndar por el que les prescribe las modalidades pr谩cticas y t茅cnicas conforme a las que debe generarse, almacenarse o difundirse tal cadena de caracteres, y (2) las partes que han aplicado dicho est谩ndar en sus sitios web o en sus aplicaciones y, de este modo, tienen acceso a dicha cadena de caracteres?

        1. b) 驴Tiene alguna relevancia a este respecto el hecho de que la aplicaci贸n del est谩ndar implique que esta cadena de caracteres est茅 disponible junto a una direcci贸n IP?
        2. c) 驴Ser铆a distinta la respuesta a las [letras a) y b) de la primera cuesti贸n] si esta organizaci贸n sectorial normativa no tuviera ella misma acceso legal a los datos personales tratados por sus miembros en el marco de dicho est谩ndar?

2) a) 驴Deben interpretarse los art铆culos 4, punto 7, y 24, apartado 1, del [RGPD], en relaci贸n con los art铆culos 7 y 8 de la [Carta], en el sentido de que una organizaci贸n sectorial normativa debe ser calificada de responsable del tratamiento cuando ofrece a sus miembros un est谩ndar para la gesti贸n del consentimiento que, adem谩s de un marco t茅cnico vinculante, comprende disposiciones en las que se establece con detalle el modo en que deben almacenarse y difundirse estos datos de consentimiento que constituyen datos personales?

        1. b) 驴Ser铆a distinta la respuesta a la [letra a) de la segunda cuesti贸n prejudicial] si esta organizaci贸n sectorial no tuviera ella misma acceso legal a los datos personales que son tratados por sus miembros en el marco de este est谩ndar?
        2. c) Si se califica (o si debe calificarse) a la organizaci贸n sectorial normativa de responsable o de corresponsable del tratamiento respecto a las preferencias de los usuarios de Internet, 驴se extiende esta responsabilidad o corresponsabilidad de la organizaci贸n sectorial normativa autom谩ticamente a los tratamientos ulteriores por terceros para los que se obtienen las preferencias de los usuarios de Internet, como la publicidad en l铆nea dirigida, realizada por editores y vendedores?禄
聽 聽El Tribunal de Justicia en su sentencia responde a estas cuestiones prejudiciales:
    • confirmando, en primer lugar, que la TC String contiene informacio虂n relativa a un usuario identificable, por lo que constituye un dato personal en el sentido del RGPD. Y ello porque, cuando la informacio虂n contenida en una TC String se asocia con un identificador, como, en particular, la direccio虂n IP del dispositivo del usuario, puede permitir crear un perfil de dicho usuario e identificarlo.
    • En segundo lugar, manifiesta que IAB Europe debe ser considerada 芦corresponsable del tratamiento禄, en el sentido del RGPD. En este sentido, indica que, sin perjuicio de las comprobaciones que competen al tribunal belga, parece que IAB Europe influye en las operaciones de tratamiento de datos, en el momento del registro de las preferencias en materia de consentimiento de los usuarios en una TC String, y determina, junto con sus miembros, tanto los fines de esas operaciones como los medios que esta虂n en el origen de las mismas. As铆 las cosas, mantiene que, al margen de la eventual responsabilidad civil derivada del Derecho nacional, IAB Europe no puede ser considerada responsable, en el sentido del RGPD, de las operaciones de tratamiento de datos que acontezcan despue虂s de que se registren en una TC String las preferencias en materia de consentimiento de los usuarios, salvo que pueda acreditarse que dicha asociacio虂n ha influido en la determinacio虂n de los fines de los tratamientos ulteriores y de las modalidades de su ejercicio.

En efecto, as铆 se pronuncia el Tribunal de Justicia, cuando declara literalmente:

芦1) El art铆culo 4, punto 1, del Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protecci贸n de las personas f铆sicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulaci贸n de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protecci贸n de datos), debe interpretarse en el sentido de que una cadena compuesta por una combinaci贸n de letras y caracteres, como la TC String (Transparency and Consent String), que contiene las preferencias de un usuario de Internet o de una aplicaci贸n relativas al consentimiento de dicho usuario en el tratamiento de datos personales que le conciernen por proveedores de sitios de Internet o de aplicaciones, as铆 como por intermediarios de tales datos y por plataformas publicitarias, constituye un dato personal, en el sentido de esta disposici贸n, en la medida en que, cuando puede asociarse, por medios razonables, a un identificador, como en particular la direcci贸n IP del dispositivo de dicho usuario, permite identificar al interesado. En tales circunstancias, el hecho de que, sin una contribuci贸n externa, una organizaci贸n sectorial que posee esta cadena no pueda acceder a los datos tratados por sus miembros en el marco de las normas que ella ha establecido ni combinar dicha cadena con otros elementos no impide que la mencionada cadena constituya un dato personal en el sentido de la referida disposici贸n.

2) Los art铆culos 4, punto 7, y 26, apartado 1, del Reglamento 2016/679聽deben interpretarse en el sentido de聽que,

      • por una parte, una organizaci贸n sectorial, en la medida en que propone a sus miembros un marco normativo que ella ha establecido en materia de consentimiento en el tratamiento de datos personales, que contiene no solo normas t茅cnicas vinculantes, sino tambi茅n normas que precisan de manera detallada las modalidades de almacenamiento y de difusi贸n de los datos personales referentes a dicho consentimiento, debe calificarse de 芦corresponsable del tratamiento禄, en el sentido de estas disposiciones, si, habida cuenta de las circunstancias particulares del caso concreto, influye, atendiendo a sus propios objetivos, en el tratamiento de los datos personales en cuesti贸n y determina, as铆, junto con sus miembros, los fines y medios de dicho tratamiento. El hecho de que la propia organizaci贸n sectorial no tenga acceso directo a los datos personales tratados por sus miembros en el marco de dichas normas no obsta a que pueda tener la condici贸n de corresponsable del tratamiento en el sentido de dichas disposiciones;
      • por otra parte, la corresponsabilidad de dicha organizaci贸n sectorial no se extiende autom谩ticamente a los tratamientos ulteriores de datos personales efectuados por terceros 鈥攃omo los proveedores de sitios de Internet o de aplicaciones鈥 en lo que respecta a las preferencias de los usuarios a efectos de la publicidad dirigida en l铆nea禄.

Como puede apreciarse, esta Sentencia posee una relevancia nada desde帽able respecto a la clarificaci贸n de los temas planteados, particularmente la interpretaci贸n del concepto de datos personales y la responsabilidad que, conforme al RGPD, pueda acarrear el tratamiento de dichos datos, especialmente, a efectos publicitarios.

El texto 铆ntegro de la sentencia puede verse aqu铆.

C贸digos de actividades econ贸micas. Registro Mercantil. RRDGRN

Resoluci贸n de 13 de febrero de 2015, de la Direcci贸n General de los Registros y del Notariado, en el recurso interpuesto contra la negativa de la registradora mercantil y de bienes muebles II de Pontevedra a inscribir una escritura de constituci贸n de una sociedad de responsabilidad limitada. BOE 10.03.2015

Libro 1Antecedentes: Recurso contra la negativa de la registradora Mercantil y de Bienes Muebles a inscribir una escritura de constituci贸n de una sociedad de responsabilidad limitada.

La DGRN acuerda desestimar el recurso y confirmar la calificaci贸n impugnada se帽alando:

  • 鈥淓l n煤mero 1 del art铆culo 20 de la Ley 14/2013 establece una obligaci贸n de declaraci贸n del c贸digo de actividad correspondiente a la principal que se desarrolle, el n煤mero 2 del mismo art铆culo va m谩s all谩 exigiendo que dicho c贸digo conste en la inscripci贸n que deba de practicarse. En cuanto requisito de la inscripci贸n es evidente que el registrador puede exigir su cumplimiento pues sin su determinaci贸n en el documento presentado no puede llevar a cabo la inscripci贸n en los t茅rminos exigidos por el precepto鈥.
  • 鈥淒e conformidad con las resoluciones de 2, 3 y 4 de junio de 2014. El registrador debe verificar que el c贸digo de actividad rese帽ado se corresponde suficientemente con el contenido en el listado vigente seg煤n la Clasificaci贸n Nacional de Actividades Econ贸micas, pues de lo contrario la norma carecer铆a por completo de la eficacia prevista al publicar actividades sectorizadas no correspondientes con las previstas en los estatutos鈥.
  • 鈥淒esde el punto de vista estrictamente mercantil la introducci贸n de un c贸digo no correspondiente con la actividad principal o con las actividades respecto de las que se declare el c贸digo de actividad, es incompatible con la exigencia de claridad y precisi贸n de los asientos registrales, en funci贸n del alcance 芦erga omnes禄 de sus pronunciamientos鈥.