A D. Justino Duque In Memoriam

el 5 septiembre, 2015 en Otros

A D. JUSTINO DUQUE DOMÍNGUEZ, IN MEMORIAM

 

 Si, en verdad, queréis contemplar el espíritu de la muerte, abrid de par en par vuestro corazón en el cuerpo de la vida. Porque la vida y la muerte son una, así como el río y el mar son uno también.

En el arcano de vuestras esperanzas y deseos reposa vuestro conocimiento silencioso del más allá.

Y, como las semillas soñando bajo la nieve, vuestro corazón sueña con la primavera.

Confiad en los sueños, porque en ellos el camino a la eternidad está escondido.

 

Khalil Gibran (1883-1931)

 

Se ha despedido de nosotros D. Justino Duque, otro de los grandes maestros del Derecho Mercantil, que fuera catedrático durante muchísimos años en la Facultad de Derecho de la Universidad de Valladolid.

Fue un estudioso muy destacado de nuestra disciplina, con una producción científica amplísima y de gran valor en este sector del Ordenamiento, como se le reconoció con toda justicia con el galardón del Premio de Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades 2010. Como destacó el jurado se hizo acreedor de este premio por su trayectoria humanista al servicio del Derecho y de la docencia, por su aportación a la Ciencia Jurídica, su magisterio en el área del Derecho Mercantil vinculado a las Universidades de Castilla y León y por haber creado una destacada escuela.

Desempeñó diversos cargos dentro de la Universidad, destacando el de rector de la Universidad de Valladolid. Jurista prestigioso y maestro de mercantilistas y catedráticos ilustres, entre otros, del ex–rector de la Universidad de Valladolid Marcos Sacristán, del político socialista Jesús Quijano o el ex–Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Valladolid, Luis Velasco, éste último también durante algún tiempo catedrático de Derecho Mercantil en León.

Si, como decía Aristóteles, todo hombre, por naturaleza, desea saber, en el caso de D. Justino este deseo de saber le llevó a profundizar con gran dedicación en el por qué de muchas de las instituciones mercantiles, aportando soluciones a los problemas no resueltos. Y esta pasión por el estudio del Derecho Mercantil se mantuvo tras su jubilación, participando como Profesor Emérito, manteniendo la curiosidad intelectual por las nuevas cuestiones que esta disciplina va planteando. Fue también decano honorario perpetuo de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Valladolid.

De D. Justino pueden destacarse varias facetas, pero me quedaría con aquella, que mucho me impresionó, de su humildad que le llevaba a no hacer alarde de sus muchos conocimientos, su curiosidad intelectual y la participación en actividades del Departamento con un entusiasmo casi juvenil, incluso en la última etapa de su actividad, tras su jubilación. Como mero botón de muestra me viene a la memoria, por ejemplo, el viaje del que fui testigo, que realizó a Buenos Aires, en un programa conjunto de varias Universidades, para realizar una acción formativa en Derecho Mercantil en la Facultad de Derecho, al que no dudó en sumarse, pese a su avanzada edad.

Descanse en paz D. Justino. Sit tibi terra levis.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks y pingbacks están permitidos.