Esperanza Guisán. Ética y justicia. D.E.P.

el 16 enero, 2016 en Otros

La Profesora Esperanza Guisán Seijas, primera catedrática de Filosofía (Ética) de la Universidad de Santiago de Compostela nos dejó el 27 de noviembre de 2015. D.E.P.

45BlogxEsperanza-GuisanxSinrazones-2Recuerdan el Xornal USC,  Wikipedia, o Dialnet (y aquí) su trascendencia como “introductora del utilitarismo contemporáneo en España y difusora de una  ética informada por la justicia, la felicidad y el bienestar”. Esperanza Guisán una mujer feliz hecha a si misma fue compañera, discípula y maestra de filósofos y juristas contemporáneos (Sater, Lowÿ, Cortina, Griffin, Peces Barba, Camps, Ruiz y tantos). Realizó numerosas aportaciones en el ámbito de la ética jurídica y la responsabilidad social empresarial.

Muy acertados el título de la Catedrática Victoria Camps para el El País “Pasión por la filosofía“, y el homenaje desde su Universidad “…unha intelectual vocacional e esixente, unha académica de grande proxección internacional, pero sobre todo como unha muller feliz e xenerosa, xenerosa e feliz, a partes iguais e en todas as facetas da súa vida. “.

Manifiesto hedonista” o “Razón y pasión en ética. Dilemas de la ética contemporánea”, la fundación de las revistas Telos o Ágora, son sólo una parte de la vida y obra filosófica de Esperanza Guisán, que trascendía el quehacer académico o la investigación curricular. Alegre, luchadora, solidaria, Esperanza nos mostró una singular forma de entender la existencia, la sociedad, la amistad o la política. Esposa alén de cánones al uso. Madre sabedora de que la libertad (y no la propiedad de sus “vástagas”) es la profesión de amor más sublime. Coruñesa con todas sus vísceras.

Promotora y finalmente madrina del reconocimiento en forma de Doctorado Honoris Causa del Profesor Dr. JP Griffin (8 de octubre de 2003), por la Facultad de Filosofía  en la Universidad de Santiago de Compostela,   su magistral discurso de apertura del curso académico 2006-05 en el magnífico paraninfo de la facultad de Xeografía en la USC “De la útil inutilidad de la filosofía”, caló hondo.  Como lo hizo el salero de una Esperanza, siempre elegante, amabilísima y afectuosa, ofreciendo  claveles frescos, a policías y manifestantes en grandes concentraciones de queja contra los desvaríos de la política universitaria, a las que acudía. Altos ejercicios, o sencillos gestos, muchos e inolvidables!.

Esperanza gustaba charlar y escribir en idioma inglés, quizás por ser la lengua de John Stuart Mill, Harriet Taylor, Hellen Mill o de James Griffin.  “Opinadora” sagaz, deslenguada, feminista, sindicalista de base, valiente, culta y cultivada. Deboradora de libros, conciertos, óperas y películas -últimamente desde su -segundo- apartamento en Xeneral Pardiñas, en Santiago- . Y amiga. Quizás, por encima de todo, Amiga.

La conocí hace muchos años en la Residencia de Profesores de la Universidad oxiense. Nunca le agradecí lo suficiente su maternal y desinteresada compañía en mis (2) oposiciones compostelanas, o los ánimos, consideración, secretillos, comprensión y afecto recibidos. O, el que me abriese los ojos en más de una ocasión. Supo de mis recientes avatares, pero nos faltó –mea culpa– muchos abrazos más. Esperanza, no te enfades si algo a desmán de tus creencias, agarro las mías para prometerte el reencuentro. Se te echa, mucho, en falta.

 

También te recuerdan:

Esperanza, activa hasta el último día, la vemos y escuchamos aquí en la Alameda compostelana, y esta entrevista es de unos días antes de su muerte. 

Post scriptum

A raiz de algún comentario en Twitter, sugería el Profesor Jesús Alfaro, la posibilidad de compartir en abierto algunos de los trabajos de Esperanza. Sin perjuicio de ciertas gestiones que haremos, enlazamos pequeños escritos, recogidos en prensa, y recopilados principalmente en el Blog de María Darío:

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks y pingbacks están permitidos.