El asesoramiento en materia de prevenci贸n de riesgos laborales.

La integraci贸n de la actividad preventiva en la empresa ha sufrido variaciones desde la promulgaci贸n de la Ley 31/1995 de Prevenci贸n de riesgos laborales y todos los Reales Decretos posteriores que supusieron un punto y aparte en el tratamiento de la seguridad y la salud de los trabajadores en Espa帽a.

Uno de los cambios significativos ha sido el del n煤mero de trabajadores de la empresa para que el propio empresario pueda asumir las tareas preventivas, siempre y cuando desarrolle actividad en la misma.

En la redacci贸n original del REAL DECRETO 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevenci贸n, la condici贸n era de menos de seis (6) trabajadores; en la modificaci贸n introducida por el REAL DECRETO 337/2010, de 19 de marzo, por el que se modifican el Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevenci贸n,聽 se aumenta hasta diez (10) trabajadores; y en la reciente publicaci贸n de la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalizaci贸n, este n煤mero crece hasta 24 trabajadores, con la condici贸n de que solo cuenten con un centro de trabajo.

El n煤mero de empresas que en nuestro pa铆s quedar铆an englobadas en esta categor铆a es dif铆cil de calcular pero seg煤n datos de la Direcci贸n General de Industria y de la PYME, del Ministerio de Industria, Energ铆a y Turismo, el 95, 5 % de las empresas espa帽olas tienen nueve trabajadores o menos. Ampliando esta cifra hasta los 24 el rango de empresas que pueden organizar sus tareas preventivas directamente a trav茅s del empresario es muy alto.

Esta circunstancia abre una v铆a al asesoramiento en materia de prevenci贸n de riesgos laborales para las empresas que eligen esta modalidad preventiva.

Y no me refiero a los Servicios Ajenos de Prevenci贸n, que tienen sus cometidos claramente definidos en la normativa vigente, cada vez m谩s exigente – por cierto, sino al asesoramiento que estos empresarios, que eligen asumir directamente la gesti贸n de la prevenci贸n de su organizaci贸n, pueden precisar para complementar sus conocimientos preventivos.

Creo que esta figura聽 es completamente viable con la actual normativa preventiva y que es de vital importancia para el buen funcionamiento de nuestras peque帽as empresas, a la vez que ayuda a la adecuada integraci贸n de la prevenci贸n en la din谩mica de las organizaciones.

 

Marcos 脕lvarez

 

Esta entrada fue publicada en Ingenier铆a, SEguridad y Salud. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *